Mi primer mundo en 2040

Imagino el principio del libro «memorias de mi primer mundo» que voy a publicar en 2040. Aunque todavía falten 20 años, me voy preparando. Empieza así:

A mis abuelos les enviaron una guerra, a mi padres una posguerra con dictadura fascista incluida y a mí me tocó una pandemia con confinamiento en casa.

Memorias de mi primer mundo. Eduard Ramos (2040).

Mi primer mundo se enferma y lo hace mejor que nunca.
Aunque me imagine un futuro distópico, siempre será mejor que la realidad que han vivido mis ancestros.
Y si me remonto a los antepasados de mis ancestros, incluso mis distopías mejorarán sus utopías.

Una amiga me envía un precioso poema que, supuestamente, fue escrito durante una pandemia en 1800.

Y la gente se quedaba en casa.
Y leía libros y escuchaba.
Y descansó e hizo ejercicios.
E hizo arte y jugó.
Y aprendió nuevas formas de ser.
Y se detuvo.
Y escuchó más profundamente…
Alguno meditaba,
Alguno rezaba.
Algún otro bailaba…
Alguien se encontró con su sombra.
Comenzaron a pensar de un modo diferente.
Y la gente sanó.
Y en ausencia de personas que vivían
de forma ignorante, peligrosa,
sin sentido y sin corazón,
Incluso la tierra comenzó a sanar.
Y cuando el peligro terminó
y las personas se reencontraron,
lloraron por los muertos.
Y tomaron nuevas decisiones.
Y soñaban con nuevas visiones.
Y crearon nuevas formas de vida.
Y curaron completamente la tierra.
Así como se curaron ellos.
Poema escrito durante la epidemia de peste de 1800.
(Kitty O’Meary. 1839-1888) 🌹

EL POEMA, EN REALIDAD, HA SIDO ESCRITO EN MARZO DE 2020, incluida la referencia a la fecha de su publicación, por La ex maestra estadounidense Kitty O’Meara, ver la entrevista en www.oprahmag.com.
Planet Earth in deep space, focused on Europe, Africa and Asia, with the moon and the sun. 3D illustration – Elements of this image furnished by NASA.

Caí en la trampa, al saber que, en realidad, fue escrito apenas hace unas semanas.

Supongo que como tod@s, me gusta soñar, pensar que la humanidad siempre ha sido positiva y que la esperanza ha guiado a los humanos a través de su historia.

Nota mental:  "Comprobar fuentes es de cobardes"

Tras un primer momento de decepción, me invade la esperanza: Este poema no podría haberse escrito en 1800 porque en ese mundo, la esperanza se reducía, para inmensa mayoría de la humanidad, a desear una vida mejor después de la muerte.

Se me ocurre imaginar en qué tipo de sociedad viviría en el siglo XIX la falsa autora Kitty O’Meara, que vive en el bienestar del siglo XXI.
Vamos a comprobar si pudo evitar vivir, por ejemplo, alguna guerra.
Acudo a la generosa Wikipedia. (Puedes recorrer la lista rápidamente o si te interesa profundizar en el tema, mantengo los enlaces en cada entrada para ampliar información).

GUERRAS EN EL SIGLO XIX

A
Guerra de los Agraviados
Primera guerra anglo-afgana
Primera guerra anglo-birmana
Tercera guerra anglo-birmana
Guerra anglo-persa
Guerra anglo-zanzibariana
Guerra anglo-zulú
Ataques apaches a México
B
Guerras de los Bóeres
C
Cabanada
Cabanagem
Guerra de Canudos
Cien Mil Hijos de San Luis
Guerra civil venezolana de 1848-1849
Guerras civiles venezolanas
Guerra entre el Ecuador y la Nueva Granada
Confederación del Ecuador
Conflicto limítrofe entre Colombia y Ecuador
Conquista francesa de Senegal
Conquista portuguesa de las Misiones Orientales
D
Guerra de los Ducados
E
Encuentro entre Giuseppe Garibaldi y Víctor Manuel II
Expedición de los Mil
Expedición franco-española a Cochinchina
F
Guerra de los Farrapos
Guerra fulani
G
Gilbert Heathcote
Guerra greco-turca (1897)
Guerra árabe del Congo
Guerra civil peruana de 1834
Guerra civil peruana de 1843-1844
Guerra civil peruana de 1856-1858
Guerra civil peruana de 1865
Guerra civil peruana de 1867
Guerra civil peruana de 1884-1885
Guerra civil peruana de 1894-1895
Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana
Guerra de Black Hills
Guerra de la Restauración
Guerra de Ochomogo
Guerra de Utah
Guerra del Cáucaso
Guerra del Cerdo
Guerra entre Salaverry y Santa Cruz
Guerra hispano-rusa
Guerra negra
Guerra Nez-Percé
Guerra peruano-ecuatoriana (1858-1860)
Anexo:Guerras de Latinoamérica
I
Guerra de Independencia de Brasil
Independencia de la República Dominicana
Intervención peruana en Bolivia de 1828
Guerra de Iquicha (1825-1828)
Guerra de Iquicha (1839)
K
Guerra de Kansala
L
Liberación de Bulgaria
Guerras liberales
M
Guerra de Margallo
Primera guerra Matabele
Segunda Guerra Matabele
N
Guerra de las Naranjas
O
Guerras otomanas en Europa
P
Praieira
Primera guerra de la Independencia italiana
Primera Guerra de Schleswig
Primera Guerra del Opio
Primera guerra ítalo-etíope
R
Rebelión de los dunganes
Revolución Legalista
Revuelta de la Sal
Guerra ruso-circasiana
Guerra ruso-persa (1826-1828)
Guerra ruso-persa (1804-1813)
Guerra ruso-turca (1806-1812)
Guerra ruso-turca (1828-1829)
Guerra ruso-turca (1877-1878)
S
Sabinada
Segunda guerra anglo-afgana
Segunda guerra anglo-birmana
Segunda guerra de la Independencia italiana
Segunda guerra del Opio
Guerra sueco-noruega
T
Tercera guerra anglo-maratha
Tercera guerra de la Independencia italiana
X
Guerras Xhosa

Recuperado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Guerras_del_siglo_XIX, en 23-03-2020

Y sí, nuestro mundo es mejor que el que hemos recibido de nuestros antepasados: La violencia, la miseria y el sufrimiento que vivieron no tienen parangón.

Para mejorar mi primer mundo me aferro radicalmente a la idea de que la humanidad nunca había estado mejor. Esto me da fuerza para seguir apoyando causas pendientes como la terrible crisis de los refugiados en el Mediterráneo, los presos y presas políticas catalanas, denunciar las corrupciones de la familia real española o ayudar a las personas que viven en la calle de mi ciudad, entre otras.

Observo que los más pesimistas son los que menos ayudan: el pesimismo alza un muro de protección en una zona de confort, impide tomar cartas en cualquier asunto y paga con una ventajosa falta de responsabilidad.
«Si todo está tan mal, no hay nada que hacer, además, con Trump, además, el contentamiento global, además, y mira lo que pasó de la guerra de Irak, y lo que pasará…etc. etc..»

Observen que tienen la habilidad de situar lo peor, estratégicamente, fuera de su área de influencia.

Siento compasión por los pesimistas.
Ante el evidente bienestar que disfrutamos muchos afortunados en mi primer mundo _ ¡¡No todos…. Cieeeerto!! _, una opción para no sentir culpa es negarlo con una cosmovisión negativa en la que se incluyen todos los pesimistas.
Afortunadamente, preveo que la cosmovisión positiva triunfará, tarde o temprano 🙂 porque

¡Llegaremos a tiempo!

Leave a Comment